domingo, 7 de abril de 2013

Sin duda, un clásico

El otro día estaba mirando una de mis páginas favoritas de internet cuando de pronto ví un detalle que me llamó mucho la atención. La página en cuestión va sobre decoración de casas con el tema central del color turquesa. Sí, hay de todo por la red, y a mí me encanta el color turquesa y la decoración, así que desde que la descubrí se convirtió en una de mis lecturas diarias en internet. Me relaja mucho ver esas casas tan bonitas con esos colores azules en toda su gama imaginable.

Bueno, pues como digo, ví una foto que me puso rápidamente en alerta (aquí). Era esta:

Foto de Three on Grove

Supongo que ya lo habeis visto. Síiii, entre esos libros infantiles está La casa de la pradera, de Laura Ingalls Wilder. Y es que en EEUU es lectura obligada de todas las niñas (y por lo que he leído, últimamente también de los niños, lo cual me parece fantástico). Es un libro sobre los orígenes mismos de los norteamericanos, de los pioneros y de cómo eran sus costumbres, cómo llegaron a esas tierras, ... Bueno, lo que ya hemos hablado algunas veces en otras entradas.


Pues nada, las fotos son de una familia que ha remodelado la habitación de su hija pequeña, y se va explicando con detalle todo el proceso. Os lo recomiendo, queda muy bonita, y da buenas ideas. Lo podeis ver aquí.

Otra curiosidad más para la colección, jejeje.