lunes, 17 de octubre de 2011

Kevin Hagen

Donald N. Hagen, conocido artísticamente como Kevin Hagen, nació en Chicago el 3 de abril de 1928. Hijo de bailarines de salón profesionales, sintió el gusanillo de la actuación a los 27 años, tras pasar por la universidad y trabajar para el Departamento de Estado de los EEUU en Alemania. Así, en los años 50 comenzó a trabajar asiduamente en televisión (ni que decir tiene que participó en Bonanza, como buena parte del elenco y del personal técnico de La casa de la pradera).

Su papel más conocido sin duda es el del doctor Baker en La casa de la pradera, donde actuó desde 1974 hasta 1983. Este papel le encantaba, y se sentía muy cómodo con él, porque cuando empezó su carrera prácticamente lo único que había en televisión eran series o películas del oeste.

Tras su éxito en La casa de la pradera, Kevin Hagen preparó un espectáculo titulado A Playful Dose of Prairie Wisdom, que él mismo escribió y produjo. Duraba unos 40 minutos, y para prepararlo Hagen estudió la historia de la medicina en el siglo XIX, y echó mano de sus recuerdos de infancia, cuando acompañaba a su tío, el doctor Wadsworth, para contar en su show cómo era la vida de un médico rural a finales del siglo XIX, en la misma ambientación de La casa de la pradera. Así, hablaba de que las enfermedades más habituales eran la viruela, el cólera y las fiebres tifoideas y amarilla. Otros peligros eran las mordeduras de serpiente y las caídas de caballo, sin contar con los elementos naturales extremos, como el sol ardiente o las tormentas de nieve. Con todo ello Hagen calculaba que la esperanza de vida rondaba los 40 años (Los Angeles Times, 14-03-1991). En este espectáculo del que hablamos se presentaba a sí mismo como doctor Hiram Baker, y hacía muchas referencias a los personajes de la serie. En la segunda parte del show, Hagen cantaba algunas canciones, lo cual sorprendía a mucha gente que no sabía que el actor cantaba desde niño en coros de la escuela y de la iglesia, y más tarde en bodas y entierros. Para este show de todas formas se preparó a conciencia en el tema del canto, y la verdad es que los espectadores dicen que lo hacía muy bien.

The Twilight Zone, 1960
Para entender la influencia de su tío en el show que montó Hagen, hay que contar que cuando el actor era un niño pequeño, sus padres hacían giras por las ferias de los pueblos enseñando los bailes preferidos de la época. Poco después montaron una academia de baile cerca de Chicago, pero al año siguiente, cuando el pequeño tenía 6 años, su padre se marchó, abandonando así a su familia. Desde ese momento fue criado por su madre, su abuela, sus dos tías y su tío, que era médico.

En el año 2004 fue diagnosticado de un cáncer de esófago. Al año siguiente falleció (9 de julio de 2005) en Grants Pass, Oregon, donde residía desde el 1992. Tenía 77 años, y dejaba viuda (su cuarta esposa) y un hijo, Christopher Hagen, maestro de educación especial y también actor, aunque no muy conocido.

Por cierto, que el último año de su vida contó a la prensa que Michael Landon no le había pagado a ningún actor de La casa de la pradera nada de los beneficios obtenidos con la serie, asunto que al parecer otros actores de la serie corroboraron.

2 comentarios:

  1. Qué cosas hace la gente pa ganarse la vida...

    ResponderEliminar
  2. Q tiene de denigrante...
    cantar...y hablar...de medicina.
    peor es criticar...y dedicarse...
    a hablar estupideces.

    ResponderEliminar